LIBROS

Toneladas de libros

martes, 30 de julio de 2013

"Defender a Jacob" de William Landay

Número de páginas: 472
Fecha de publicación: 2012
ISBN: 978-84-672-5397-9

AUTOR: William Landay
 
Nacido en Boston en 1963, se licenció en Derecho por la Universidad de Yale y la Boston College Law School. Durante ocho años trabajó como ayudante del fiscal el distrito en el condado de Middlesex, en Massachusetts, cargo que abandonó para dedicarse a la literatura. Su primer libro “La puerta roja” fue galardonado con el Creasey Memorial Dagger, premio otorgado por la asociación de escritores del misterio al mejor debut en el género policíaco. Su segunda obra “El estrangulador” fue nominada por el Strand Magazine Critics Award como mejor novela del 2007. “Defender a Jacob” se ha situado en las listas de los libros más vendidos de Estados Unidos y ha sido traducido a diversos idiomas. Recientemente, la productora Warner Bros ha adquirido derechos cinematográficos para adaptar el libro a la gran pantalla.

SINOPSIS

El veredicto de un jurado no es más que una hipótesis, una serie de conjeturas hilvanadas a menudo con buena intención y con las que creemos poder reconstruir la realidad de un hecho delictivo. Andy Barber no cree en el sistema judicial, ha pasado demasiado tiempo como ayudante del fiscal del distrito como para ignorar el cúmulo de errores y de veredictos incorrectos que han desfilado ante sus ojos. Pero en esta ocasión, Andy va a participar en un juicio, no como acusador sino tomando partido por la defensa, cuya misión es convencer a los miembros del jurado de que el fiscal se equivoca y Jacob Barber, su hijo de 14 años, es inocente del cargo de asesinato.

Andy Barber no alberga duda alguna acerca de la inocencia de Jacob, no la tuvo siquiera cuando encontró aquel cuchillo escondido en su habitación, ni cuando descubrió los comentarios que circulaban entre sus compañeros de instituto por internet. Sabe también que el estigma de violencia pesa sobre los hombres de la familia Barber desde hace generaciones, su propia esposa, Laurie, abrumada por el drama que está viviendo su familia, no deja de repetírselo; pero tampoco eso reviste la menor relevancia para él, consciente de que el deber de un padre es no dudar de su hijo. Para Andrew Barber ha comenzado la mayor y, tal vez, más difícil misión de su vida: salvar a Jacob.

OPINIÓN PERSONAL

Después de algunos meses sin tiempo para leer, en uno de los escasísimos días libres que he tenido cogí este libro…. Y me lo terminé ese mismo día!!

La temática es un tanto macabra, pero la afición a este tipo de historias ha conseguido inculcármela mi madre, claramente.

Lo que me ha gustado de este relato es que, aunque nos lo cuenten desde la perspectiva del padre, en ningún momento nos condiciona sobre lo que tenemos o no tenemos que pensar. Además y a pesar de que habitualmente no me gustan las historias “sin final”, sino que prefiero que el autor ponga un verdadero “punto y final” a su relato, que para eso es suyo, en este caso considero muy acertado el dejar el final lo suficientemente abierto, para que cada uno se haga su propia idea y saque sus conclusiones.

Por otro lado, es interesante el hecho de que cuando uno cree que la historia ya ha terminado y que el resto del libro es solamente un final largo, suceden acontecimientos totalmente inesperados que le dan un giro al libro… y no digo más para no destripar el argumento.

La única nota negativa o, al menos ha sido la parte de la historia que menos me ha convencido a mí, es lo de la “genética asesina”. Me ha parecido que la historia de la familia de los protagonistas es demasiado rocambolesca y que realmente no ha aportado nada al relato.

Y desde luego lo más interesante es conocer esta historia desde el punto de vista de la familia de un acusado de asesinato. Conocemos cómo estas personas antes de dictarse ninguna sentencia se ven sometidas a una presión y a un juicio social que hace casi insostenible su vida y su equilibrio psicológico y existencial. Siempre conocemos el punto de vista de la familia de la víctima y este libro nos muestra “el otro lado”. Otra parte positiva es conocer todas las maniobras que hacen los abogados y los fiscales en un juicio tanto para defender como para acusar a una persona, algo que los laicos en temas legales no solemos tener en cuenta ni conocer.

Os lo recomiendo, sin dudas, para estas vacaciones y espero vuestras opiniones después de haberlo leído. ¿Creéis que Jacob era culpable o inocente?

Aporto algunos enlaces que se pueden encontrar en internet sobre el tema del “gen asesino” para el que le interese:

OTRAS CRÍTICAS ENCONTRADAS POR INTERNET



PRÓXIMA RESEÑA

1 comentario:

  1. Yo pienso que era culpable. No creo en las casualidades.
    Por otra parte me quedó un regusto amargo cuando en el juicio declaraba el policia amigo del padre. En el turno de preguntas del abogado defensor le pregunta al policia si está de acuerdo en que la idea de acusar únicamente al chico, y no al pederasta, fue solo del fiscal, a lo que el policía contesta afirmativamente.
    No debería en ese momento haber sembrado la defensa una duda razonable haciendo ver al jurado que el fiscal salía beneficiado si el padre del niño era despedido, dejándole a él la plaza de Primer Ayudante del Fiscal?

    ResponderEliminar